29/7/07

La Maratón

-¿Qué significa todo esto? –pregunté, alarmada.
-Significa que va a tener que correr el maratón en Grecia, doctora.
-¿Cuarenta y dos kilómetros corriendo? –el tono de mi voz no podía sonar más agudo.
-En realidad, no –dijo la Roca, frunciendo la frente y apretando los labios -. Sólo treinta y nueve. He descubierto que la carrera que se corre hoy en día no se corresponde con la que corrió Fidípides en el año 490 antes de nuestra era para anunciar a los atenienses la victoria sobre los persas en las llanuras de Maratón. Según explica el Comité Olímpico Internacional en una de sus páginas web, el trayecto moderno de cuarenta y dos kilómetros se estableció en 1908, en los Juegos Olímpicos de Londres, y es la distancia que existe entre el castillo de Windsor y el estadio de White City, al oeste de la ciudad, donde se celebraron los juegos. Entre el pueblo de Maratón y la ciudad de Atenas, sólo hay treinta y nueve kilómetros.
Matilde Asensi. El último Catón. Madrid, Plaza& Janés, 2005, 38ª ed., pp. 301-302.
(Iste é o único parágrafo de interese do libro)

1 comentario:

blas dijo...

ostia creo que por fin podrei correr unha maratona........ que ledo estou.